Entradas

Hoy no me puedo levantar

 

HOY NO ME PUEDO LEVANTAR

www.recasens-ros.com

Estamos en la segunda quincena de septiembre. Cada día cuesta más levantarse de la cama. Las vacaciones son un recuerdo. El oasis en el que hemos vivido durante unas tres semanas o un mes se ha volatilizado y se han agotado algunos “puentes” que ha habido.
Y estar en la segunda quincena de septiembre significa para muchos volver a las mismas caras, la misma mesa, los mismos jefes y sobretodo el mismo trabajo… ¡Y no hay otro parón hasta Navidad!El título responde a esta realidad: Hoy no me puedo levantar.

 
El periodo vacacional es ideal para hacer replanteamientos de todo tipo. No hay que dejar de hacer vacaciones, pero si se está mal en el trabajo, merece la pena dedicar un tiempo a profundizar en las causas de la insatisfacción laboral.
• ¿Es el trabajo en sí mismo lo que no me gusta?
• ¿Son las condiciones del trabajo las que no me gustan?
• Veo que en el trabajo no prosperaré y ello me crea frustración.
• ¿Debería hacer algún curso de formación?
• Se auguran cambios (ERO, despidos, etc.) y tengo que aprender a moverme.

Peor todavía, si compramos un libro de autoayuda que nos cuenta una serie de obviedades que ya sabemos. ¡Tengo que hacer algo! ¡Pero no tengo ni idea de por dónde empezar!

Al igual que a la hora de hacer una dieta, no hay fórmulas mágicas para perder peso en 15 días. Merece la pena ponerse en manos de un profesional que nos ayude y controle nuestra evolución.

Pues lo mismo pasa con las causas de nuestra insatisfacción laboral. El consultor de carreras hace un estudio profesional de cada persona, totalmente confidencial, en el que se tratan ya de entrada las posibles causas de dicha insatisfacción. Y a partir de la primera sesión estas impresiones se ponen en práctica.
Si el problema persiste, se trata de hacer un estudio pormenorizado de los logros profesionales (es decir, aquello que va más allá de las funciones y que aportan Valor añadido). Un estudio de los logros supone una labor de introspección que nos hace ver que hemos conseguido cosas de valor añadido, y que seguimos siendo útiles a alguien.
Ello supone una “cascada” de ideas que se van consolidando. Solamente de esta manera se puede hacer un CV que refleje nuestra profesionalidad y el valor añadido aportado. El flujo de ideas es ordenado y valorado por el consultor, que gracias a ello, es capaz de confeccionar un CV ganador. Y normalmente siempre habrá alguien interesado en leer un CV que aporte información de éxitos “profesionales, pues, si una persona ha conseguido éxitos demostrados en otras organizaciones en áreas en que yo tengo problemas, me los podrá resolver a mí también.
Y ahí está la raíz del problema. Muchos CV se basan simple y llanamente en hacer una redacción de funciones más o menos ornamentadas, que resultan ser unos documentos arquetípicos, sosos, aburridos y de poco valor. Estos CV son automáticamente archivados por empresas de selección.

Guillem Recasens
Recasens&Ros
T.- 659542452
Gran Via Corts Catalanes 529, 1º 2ª
08011 Barcelona
www.recasens-ros.com
info@recasens-ros.com

 

La paradoja del balsamo de las vacaciones

LA PARADOJA DEL BÁLSAMO DE LAS VACACIONES (Y DE LOS FINES DE SEMANA).

Llegan las vacaciones para la mayoría de personas. Si estamos ocupados, las esperamos con ansia, incluso ya hace días que están planificadas.

Si estamos desocupados, la situación es distinta. De repente, hay un cierto desahogo, pues todos los que nos rodean dejan de hablar de trabajo y todo el mundo se equipara, pues en la playa o en la montaña vamos a descansar. Durante unos días se produce un efecto balsámico parecido al del fin de semana de la persona desocupada. Dura hasta el domingo por la tarde. En las vacaciones, esto ocurre hacia finales de agosto, en que de repente mucha gente vuelve al trabajo. Y entonces, repentinamente se acaba el efecto balsámico, y se vuelve a la realidad.

Incluso a muchas personas,  cuando falta una semana para volver al trabajo les entran todos los males. Y el día de su reincorporación representa un gran disgusto.

Entonces, ¿por qué no dedicar parte del tiempo de vacaciones a hacer un replanteamiento profesional? Si no lo hacemos, esto se puede deber a que “nos da pereza” y entran en juego los paradigmas profesionales:

  • No hay ofertas de trabajo… cada día hay más paro…
  • Dicen que todo está muy mal…y yo al menos tengo algo.
  • Llevo muchos Cv enviados y no me contestan… tengo mala suerte.
  • Odio mi trabajo, pero ya estoy acostumbrado…
  • ¡Que paliza hacer CV e ir a entrevistas de trabajo. ¡Pero si no tengo ni idea de cómo va todo esto!

Y muchos se consuelan con estos tópicos, y se auto engañan. Siguen a disgusto en su trabajo, insatisfechos, incapaces de pensar en que no todo termina en su actual trabajo. Durante vacaciones  es el momento en el que merece la pena dedicar un tiempo a tratar de responder a estas cuestiones, alejando los paradigmas.

 

Hay que saber entrar en acción, qué hacer para superar esta insatisfacción profesional  y cómo conseguir entrevistas ganadoras. En definitiva, todos tenemos derecho a  tener un trabajo que nos satisfaga. Recasens&Ros ayuda a este cambio de pensamiento.

 

Merece la pena seguir una senda trazada por un asesor de carreras profesionales,  que acompaña a las personas a superar su situación.

Es este el momento en el que las personas con espíritu de mejora y fuerza de voluntad aprovechan y deciden ponerse en manos de un asesor de carreras profesionales. Es un profesional independiente, con experiencia que puede y sabe ayudar en cualquiera de las dos situaciones. Recasens & Ros asesora en ambos ámbitos con resultados notables, y ésta es la dedicación principal de nuestro gabinete.

 

Guillem Recasens

 

Recasens&Ros

Grab Via Corts Catalanes 529, 1º 2ª

08011 Barcelona

T.- 934521614

M.- 659542452

LAS CONSULTORÍAS DE SELECCIÓN NO CONTESTAN

MANDO MUCHOS CV A LAS CONSULTORÍAS DE SELECCIÓN Y NO ME CONTESTAN

Desde luego, es una situación muy desesperante cuando estamos en fase de búsqueda de nuevos oportunidades. Y más porque cuando en ocasiones hemos interesado a la empresa, nos llaman a todas horas y hacemos equilibrios para poder estar a la hora que nos indican en un sitio para otra entrevista o un test psicotécnico.

Cuando el cliente se ha decidido por un candidato que no somos nosotros, pasamos al ostracismo. Raramente nos dicen las causas de no ser los elegidos y el consultor que en otro momento era toda amabilidad siempre está reunido, o hablando por la otra línea y lo máximo que se nos indica es que pasamos a la base de datos para futuras selecciones.

Lo cierto es que las empresas de selección, cuando alguien les encarga una búsqueda se preguntan:

·         ¿Dónde está trabajando la persona ideal? ¿Quién sería la persona ideal?

·         ¿Quién conoce a la persona ideal?

Y dedican todo su esfuerzo a acercarse a este presunto candidato. Además, abren las bolsas de trabajo de escuelas de negocio y cuelga una oferta. Entre esta doble labor de networking y flujo de candidatos sin esfuerzo se hace una preselección y de estos otra criba y al final queda un remanente de unos CV que son los que realmente son llamados a la entrevista.

Por ello, por muchos CV que remitamos a las empresas de selección (o Head hunters), si no tienen una oferta en la que encajemos, nunca nos llamarán. Y si por suerte podemos acceder a una entrevista con uno de ellos, nos recibirá por cortesía, pero el tiempo que dedica a hablar con nosotros lo pierde de entrevistar a candidatos, que en el fono es su negocio.

Es ahí donde tiene mayor importancia la labor de un asesor de carreras, pues en la búsqueda de nuevas oportunidades no se trata de “cargar la escopeta con perdigones”, y esperar que salgo algo,  sino de atinar en la búsqueda y el encaje en la posición. Por eso el asesor de carreras, nos orienta a tener claro hacia  dónde hemos de dirigir nuestra búsqueda, y cómo acceder a estas oportunidades… teniendo en cuenta que las ofertas de trabajo son siempre imprevisibles.

 

Guillem Recasens

Recasens&Ros

www.recasens-ros.com

Guillem@recasens-ros.com

 

 

Encontrar trabajo a los 50 es imposible

ENCONTRAR TRABAJO A LOS 50 AÑOS ES IMPOSIBLE

Esta afirmación es habitual en tertulias y en ocasiones todo parece indicar que es cierta.  Pero, por el contrario, se dice que las personas están a su máximo rendimiento hacia los 50 años.

¿Por qué existe, pues, esta sensación?  Porque persiste de manera contumaz un paradigma en cuanto a las carreras profesionales: el de “empleado para toda la vida”. Es decir, cuanto más joven sea el candidato elegido más tiempo podrá estar en la empresa.

Es la clásica miopía de muchas empresas de selección, de reclutadores y aún más de los mismos decisores en las empresas. Con todo ello no se tiene en cuenta que el candidato elegido, sin duda no se jubilará en la misma empresa.

Si es trabajador y ha conseguido logros, en un plazo de tiempo más o menos cercano escuchará cantos de sirena y si le surge una buena oportunidad para mejorar en su carrera profesional, se irá. Y vuelta a empezar con todo el engorroso sistema: prospección en el mercado, reclutamiento, selección, entrevistas, etc.

Otro aspecto de la miopía consiste en considerar a una persona despedida como un “mal trabajador”. Ver las cosas de este modo es de una torpeza preocupante. Sabido es que para que una persona esté bien en una empresa hacen falta como mínimo y con matices tres (3) elementos:

  • ·         Buen ambiente laboral.
  • ·         Capacidad de desarrollo profesional.
  • ·         Salario de mercado.

¡Cuántas personas de valor dejan empresas por la carencia de una de estas tres  “patas”! El proceso subsiguiente es que los que dejan la empresa son precisamente aquellos trabajadores  con posibilidades reales de encajar en otra empresa que cuide estos aspectos. Y normalmente, si están bien asesorados, los encuentran. Los que se quedan aceptando el statu quo de esta situación no tienen por qué ser malos trabajadores, pero tampoco precisamente buenos. El problema es que se burocratizan y su valor de mercado en caso de despido a los 50 años es muy bajo o negativo. Y este factor es el que  supone un freno a encontrar nuevas oportunidades profesionales: porque ellos mismos se auto descartan y ellos mismos se presentan como “fracasados” y esto se nota inmediatamente, especialmente si la persona ha estado tan solo en una sola empresa durante mucho tiempo.

Para estas personas es muy adecuado un proceso de “Coaching”, para aumentar su autoestima personal y mucho más,  una vez la haya recuperado,  un servicio de transición de carrera profesional.

Recasens&Ros es experto en este tipo de transiciones, pues proporciona este servicio con asociados externos y ha conseguido sacar a flote personas que ellas mismas se consideraban “incolocables”.

Guillem Recasens

Recasens&Ros

Gran Via 529 1º 2ª Barcelona 08011

T.- 934521614

YO NO ESTOY DESEMPLEADO; ¿DE QUÉ ME SIRVE UN CONSULTOR DE CARRERAS O CÓMO SE LLAME?

 

YO NO ESTOY DESEMPLEADO, ¿DE QUE ME SIRVE UN ASESOR DE CARRERAS O CÓMO SE LLAME?

Es cierto, si estamos empleados y nuestro puesto de trabajo no peligra, aparentemente no hace falta plantearse nada relativo a la carrera profesional. Igualmente, si no tenemos intención de ascender o mejorar en nuestro puesto de trabajo los servicios de un asesor de carreras pueden parecer irrelevantes.

Entonces, ¿por qué un buen número de personas que acuden a Recasens&Ros están trabajando? Parecería un contrasentido.

La realidad es que en determinados momentos de nuestra vida (también la profesional) no es extraño que sepamos de alguien que es un profesional excelente y de repente se ha visto abocado al desempleo. Y nos afecta más si este “alguien” deja de ser anónimo y es una persona próxima: parientes, pareja, hijos, amigos más o menos íntimos, o antiguos compañeros de trabajo. Y la pregunta nos atenaza: ¿“y si algún día me toca a mí”?

Todo planteamiento de carrera profesional debe empezar por conocer nuestra empleabilidad. La empleabilidad significa ni más ni menos que saber a qué proyecto o a qué persona física o jurídica podemos resultarle útil. Es decir, si de repente nuestra empresa decide cerrar, o trasladarse, o amortizar nuestro puesto de trabajo, ¿cómo vamos a afrontar esta nueva situación? Y si no hemos hecho ningún planteamiento, empieza la “catástrofe”: Lo que muchos hacen es lanzarse de una manera precipitada el domingo por la tarde, mientras siguen con mucho interés la jornada futbolística en la radio, a confeccionar de manera apresurada un Curriculum Vitae, siguiendo algunas de las páginas web que aparecen en internet sobre “Confeccionar su CV en 30 minutos”.

Y si tiene suerte, algún amigo le pasará el contacto de una empresa de selección “infalible”. Manda el CV con la recomendación de su amigo y no pasa nada. Nada de nada. Nadie le llama ni para darle las gracias por remitir el CV. Y finalmente llama él. Y una secretaria muy amable le comunica que su CV ha quedado archivado en una base de datos y que si hubiera una oferta en la que él encajara, ya contactarían con él.

La redacción de un CV no se debe basar en una descripción de “funciones”. La utilidad a que aludíamos debe estar reflejada en unas competencias, que son la vara de medir la utilidad (la empleabilidad) en las personas. Conocer nuestras competencias es ya un buen inicio de planteamiento de conocer nuestro valor profesional. Pero incluir en el CV una retahíla de competencias que creemos que tenemos sin más no aporta al lector ninguna información adicional. Parece más un “autobombo” que una auténtica descripción de valor profesional.

¿Qué hay que incluir en el CV para conseguir que sea efectivo? Las competencias deben estar reflejadas en logros profesionales. De estos logros profesionales un tercero podrá valorar de manera adecuada si un candidato le resultará útil o no. Y los logros permiten la comparación de candidatos que por funciones son iguales. Porque posiciones profesionales similares o iguales tienen las mismas funciones, pero no tienen por qué tener los mismos logros, y he ahí el kit del asunto: es importante conocer nuestro valor profesional, aunque estemos trabajando, por si las circunstancias cambian.

Por ello un buen número de los clientes de Recasens&Ros son personas que están trabajando.

Guillem Recasens

Recasens&Ros

www.recasens-ros.com

T. 934521614

Networking: Tu ya me conoces… si sabes de algo…

Networking: Tú ya me conoces… si sabes de algo…

Precisamente así es como muchas personas inician su labor de gestión de la red de contactos (networking). Y ¡todos pensamos que sabemos hacer networking y que lo hacemos bien!

Infaliblemente, la respuesta al interpelado es: “Tranquilo, si sé de algo te lo haré saber…”.

Esta forma de hacer networking es penosa y cutre. Porque el “algo” no se sabe qué es. Podemos tener una idea de una persona en un aspecto profesional, pero quizá desconocemos si es fiable, responsable, competente o si por el contrario es un auténtico “zoquete”. Y es lógico que si sabemos de un cargo de conductor de autobuses escolares que queda libre y lo comunicamos a un economista nos considerará unos ineptos. Pero el cargo de conductor de autobuses escolares puede responderá ese “algo”, ¿por qué tengo que imaginar yo lo que el “algo” significa? ¡Si quizá el salario del conductor de autobuses es superior al del economista y con mejor horario! Total que hacemos un favor y la otra persona se enfada porque casi les estás insultando.

Por tanto, lo del networking es más serio de lo que parece. Si nuestra manera de contactar es la del título y vamos diciendo a todos nuestros amigos y contactos lo mismo, lo que conseguimos es la frustración. Y si llamamos por teléfono una segunda vez, a la persona contactada le queda una sensación de sudor frío (¡qué le digo!, u ¿otra vez este pesado?).

networking

Lo que sí es cierto es que el networking bien hecho es la mejor manera de conseguir oportunidades. Pero sin duda hay que hacer una labor seria y precisa. Segmentación de mercado: compañeros de estudios, de universidad, de trabajo que ya no estén en la misma empresa, compañeros de “mili”, padres de compañeros de vuestros hijos del “cole” y aprovechar las “bodas, bautizos y banquetes” para conocer gente nueva. Es importante llevar siempre tarjetas.

Una vez segmentado el público objetivo hay que clasificarlo.  Un criterio sería:

·         Cálidos” (aquellos de los que podemos abusar sin que se enfaden).

·         “Puente” (los que nos trasladan a otra área de conocimiento que desconocemos).

·         “Profesionales” (aquellos con los que hemos tenido una relación profesional y un poco personal).

·          “Ocasionales” (son los conocidos o saludados, simplemente).

·         “Tóxicos” (aquellos que hay que evitar a toda costa, pues te van a perjudicar).

Una vez clasificados, tenemos que elaborar un mensaje con contenido interesante. Un mensaje con el que no hagamos el ridículo ni demos pena. El mensaje es el aspecto en que todo el mundo falla. ¡No se trata de descargar en el otro la obligación de ayudarnos a encontrar un trabajo!, porque el otro no hará nada por nosotros. Somos nosotros los que nos tenemos que poner las pilas!!!

Y ello implica ir a tomar cafés con gente, comidas y conferencias que tenemos que aprovechar. Y cada persona debe sentirse cómodo con el mensaje. Es un traje a medida no un mensaje standard. Implica, además, ir bien informado de dónde trabaja nuestro contacto, tipo de personas que trabajan en la empresa, y dar sensación profesional, no de mendigo de favores.

TENEMOS QUE PENSAR QUE LAS EMPRESAS ANTES DE LLAMAR A UNA EMPRESA DE SELECCIÓN HACEN USO DEL NETWORKING PARA IDENTIFICAR A CANDIDATOS.

Guillem Recasens

Recasens&Ros

T. 934521614

M.- 659542452

“Buscar trabajo es un trabajo en sí mismo”

 

Artículo publicado en La Vanguardia el pasado 22 de diciembre de 2012 de Recasens&Ros

Guillem Recasens, Director de Recasens &Ros. Generación de Alternativas Profesionales

Tras una trayectoria profesional ascendente en empresas nacionales y multinacionales empezó su camino hacia el cambio. Aparentemente satisfecho, notaba que le faltaba “algo”. Conoció el coaching de cerca en EE.UU., se interesó por sus herramientas y en ellas encontró las coordenadas de su nuevo rumbo. De vuelta a España decidió crear su propia empresa y lo hizo con un claro objetivo: ayudar a los demás a encontrar alternativas profesionales. De esto hace ya 13 años. Hoy Guillem Recasens en un referente en este campo.

“Buscar trabajo es un trabajo en sí mismo”

Qué es un asesor de carreras y qué hace?

La asesoría de carreras profesionales es una profesión nueva cuyo cometido es asesorar a todas las personas a gestionar de forma adecuada su carrera profesional. Todo cambio de rumbo profesional requiere de una planificación y un trabajo sistemático. Y si se trabaja adecuadamente, se consigue.

Cuando alguien pierde su trabajo, se inicia toda una serie de procesos de pensamiento y acciones que frecuentemente surgen de opiniones de amigos o conocidos y cada uno le da ideas con la, mejor voluntad. Uno le puede pasar el contacto de un head hunter “amigo”, otro le dirá que haga un CV de manera inmediata y lo envíe a las empresas de selección, y otros le dirán que empiece ya a dar mensajes a sus contactos (red de conocidos y contactos). Y empieza un rosario de acciones improvisadas, mal planificadas y normalmente infructuosas, lo cual lleva a la frustración.

¿Cómo trabaja para generar alternativas profesionales en sus clientes?

Lo primero es no pensar en deseos sino en objetivos. Partiendo de esa base, nuestro trabajo empieza conociendo a fondo el perfil profesional del cliente, es decir, su valor real en el mercado de trabajo, a través de diferentes test y entrevistas que nos permiten evaluar sus “motores motivacionales”, su orientación profesional y sus competencias.

Después nos centramos en un elemento fundamental, a través del que vehicularemos el cambio: El currículum. Elaboramos un nuevo CV en que destaquen los logros. Es decir, debemos transformar un CV basado en funciones y cargos a un nuevo  CV basado en los logros profesionales, que es lo que realmente nos distingue de otros candidatos. Es decir “no me digas qué silla has calentado sino qué has conseguido”. El resultado es tan bueno que, a veces, sólo con hacer circular en nuevo currículum, el cliente ya recibe ofertas interesantes.

Pero aún vamos más allá. Ponemos en marcha actuaciones en el marco del job hunting (la caza del puesto de trabajo), gestionando de manera óptima la red de contactos (del propio cliente y nuestra), elaborando un mensaje a transmitir con contenido y profesional. Además, colaboramos con las principales empresas de selección de personal.

Igualmente asesoramos sobre el modo de afrontar una entrevista de trabajo, cómo responder a preguntas clave, cómo dominar el lenguaje no verbal… En definitiva, acompañamos a nuestro cliente hasta conseguir el cambio.

¿Cómo encaja esta filosofía en la coyuntura actual?

Muy bien. Hay una alta tasa de desempleo, pero también hay oportunidades. Lo compruebo a diario. Eso sí, hay que saber identificarlas. La situación es compleja, pero con voluntad de cambio, siendo proactivos (no conformistas) y con nuestro apoyo el cambio es posible. Lo que hace falta es un cambio de mentalidad. El que busca una trayectoria ascendente es el que sube.

¿Se orientan sólo a particulares o también a empresas?

A ambos.

  • Para particulares,  son personas que por una razón u otra quieren dar un impulso a su carrera, encontrar trabajo o hacer un cambio profesional.
  • Para empresas, colaborando con ellas en materias como el outplacement individual y colectivo, esto es, recolocar a personas que van a dejar de trabajar para una organización, selección de personal (executive search). Y últimamente en el Plan de Acompañamiento Social.
  • En el ámbito docente, mantengo una estrecha relación con ESADE, La Salle, Barcelona Activa, la UOC y la United International Business School, Fundación EMI, ESEC, donde he impartido o imparto cursos.

Sentamos las bases para una transición inteligente hacia un nuevo empleo 

El asesor de carreras ¿me ayudará a encontrar trabajo o me venderá una moto? (CAT y CAST).

 L’ASSESSOR DE CARRERES ESTÀ MOLT BÉ… PERÒ M’AJUDARÀ A TROBAR FEINA AVIAT? O M’AIXECARA LA CAMISA?

L’assessoria de carreres professionals té sentit en aquests temps, perquè la manera de buscar i aconseguir una feina ha canviat.

Com que no es pot anar a “salt de mata” actualment, es tracta de identificació de projectes o feina mitjançant  la recerca “científica”. I el que també és segur és que si no es fa d’aquesta manera les possibilitats d’èxit son minses.

Hem de partir d’una premissa: el fet que una empresa decideixi iniciar un procés de contractació és aleatori, no el controlem nosaltres. Del que es tracta és de que quan aquest procés s’obri, estem òptimament preparats per aconseguir entrar en ell amb garanties d’èxit.

 

En què consisteix aquesta preparació?

Fase 1.- Tests de carrera professional: l’assessor ha de conèixer el client en el seu perfil professional (el perfil personal no sempre és necessari). No ens podem basar en impressions o sensacions de la persona. Hem de ser capaços de definir-lo en posició tècnica o de gestió.

Fase 2.- Una vegada definit, s’ha de completar el perfil amb el llistat d’assoliments professionals que aquesta persona ha atresorat. Es a dir, no definir les funcions sinó definir els assoliments que depassen les funcions i que es desprenen d’unes competències genèriques (per a Recasens&Ros són 12  i tothom les ha de tenir en més o menys gradació).

Fase 3.- D’aquí surt un CV que prepara Recasens&Ros amb la informació obtinguda en les dues fases anteriors. El CV, més que ser un document que es prepara en una tarda, mentre escoltem els resultats de la jornada esportiva,  convé dedicar-hi el seu temps per incloure informació rellevant. Si és així, és la base per ser capaços de transmetre una informació de qualitat a un interlocutor.

Fase 4.- Aquest CV es pot enviar a empreses de selecció, com la primera via de que ens contactin, o bé es pot iniciar una tasca de gestió de la xarxa de contactes  Son molts els que creuen que dominen aquesta tècnica, però no és  així i cometen errors de principiants.. Networking  vol dir: segmentar el mercat, elaborar un missatge i preparar una petita escenificació per dir coses amb sentit a qui ens escoltin, més enllà del clàssic: “Tu ja em coneixes…” o “Si saps d’alguna cosa…” Aquest missatge es llastimós i genera rebuig.

 Foto post3

En tot el procés el client no va mai sol.

 Sempre compta amb l’acompanyament de l’assessor de carreres.

 

Fase 5.-  Si es fan bé les dues tasques anteriors i algú ens convoca a una entrevista… l’hem de superar! La ,majoria d’entrevistes es perden en els dos primers minuts, quan el candidat jo sap contestar amb fermesa la clàssica pregunta de “punts forts” i “punts febles”.

Fase 6.- Èxit en l’entrevista i incorporació. L’assessor es compromet i només cobra  la darrera sessió si el candidat s’incorpora.

 Guillem Recasens

Recaens&R0s

www.recasens-ros.com

 ______________________________________

 

 

EL ASESOR DE CARRERAS ESTÁ MUY BIEN… PERO ME AYUDARÁ A ENCONTRAR TRABAJO PRONTO? O ME VENDERAN UNA MOTO?


La asesoría de carreras profesionales tiene sentido en estos tiempos, porque la manera de buscar y conseguir un empleo ha cambiado.

Como no se puede ir a ” salto de mata ” actualmente, se trata de identificación de proyectos o trabajo por medio de la investigación ” científica”. Y lo que es seguro es que si no se hace de esta manera las posibilidades de éxito son escasas

 

Debemos partir de una premisa: el hecho de que una empresa decida iniciar un proceso de contratación es aleatorio, no lo controlamos nosotros. De lo que se trata es que cuando este proceso se abra, estamos óptimamente preparados para conseguir entrar en él con garantías de éxito.

¿En qué consiste esta preparación?

Fase 1. – Tests de carrera profesional: el asesor debe conocer el cliente en su perfil profesional (el perfil personal no siempre es necesario). No podemos basarnos en impresiones o sensaciones de la persona. Debemos ser capaces de definir en posición técnica o de gestión.

 Fase 2. – Una vez definido, se debe completar el perfil con el listado de logros profesionales que esta persona ha atesorado. Es decir, no definir las funciones sino definir los logros que rebasan las funciones y que se desprenden de unas competencias genéricas (para Recasens&Ros son 12 y todos las debe tener en más o menos gradación) .

Fase 3. – De aquí sale un CV que prepara Recasens & Ros con la información obtenida en las dos fases anteriores. El CV, más que ser un documento que se prepara en una tarde, mientras escuchamos los resultados de la jornada de fútbol, conviene dedicar su tiempo para incluir información relevante. Si es así, es la base para ser capaces de transmitir una información de calidad a un interlocutor.

Fase 4 . – Este CV se puede enviar a empresas de selección, como la primera vía de que nos contacten, o bien se puede iniciar una tarea de gestión de la red de contactos (Networking). Son muchos los que creen que dominan esta técnica, pero no es así y cometen errores garrafales.  Networking  quiere decir: segmentar el mercado , elaborar un mensaje y preparar una pequeña escenificación para decir cosas con sentido al que nos escuchen , más allá del clásico : ” Tú ya me conoces … ” o “Si sabes de algo … ” Este mensaje es penoso y genera rechazo.

 Foto post3

En todo el proceso el cliente no va nunca solo.

  Siempre cuenta con el acompañamiento del asesor de carreras.

Fase 5. – Si se hacen bien las dos tareas anteriores y alguien nos convoca a una entrevista … debemos superarla! La, mayoría de entrevistas se pierden en los dos primeros minutos, cuando el candidato yo sabe contestar con firmeza la clásica pregunta de “puntos fuertes” y “puntos débiles”.

 

Fase 6. – Éxito en la entrevista e incorporación. El asesor se compromete y sólo cobra la última sesión si el candidato se incorpora.

Guillem Recasens

Recasens&Ros

www.recasens–ros.com

 

¿Sabemos qué es y qué hace un asesor de carreras profesionales?

¿OTRO ASESOR QUE VENDE HUMO?

 

Un asesor de carreras profesionales es el profesional que aparece en los momentos en que notamos síntomas de dificultades en nuestro trabajo, y asesora para superarlas satisfactoriamente. Por ello, su servicio está principalmente destinado a aquellas personas que tienen aspiraciones profesionales de crecer  en su trabajo o de crecer profesionalmente.

Cuando las expectativas profesionales de una persona se ven dificultades, piensa en quién les puede ayudar. Y acuden a amigos, parientes, familia, los que, con la mayor voluntad, les quieren ayudar… PERO NO SABEN CÓMO HACERLO.

Desde la persona que está estancada en su trabajo, hasta la persona que desea cambiar de trabajo o la persona que ya ha sido despedida y no sabe cómo salir de una situación desconocida y agobiante, la figura del asesor de carrera aparece como el profesional que ayuda a superar estas situaciones, PORQUE SABE CÓMO HACERLO.

Otras situaciones en que actúa el asesor de carreras es en relación con las organizaciones. Se trata de los procesos de outplacement o Planes de Acompañamiento Social (en caso de ERES). Y dado que sabe recolocar, también sabe hacer selección de personal.

 

18dEk6u

El mayor éxito de este profesional radica en conseguir que con su asesoramiento la persona se recoloca en plazo breve de tiempo. Igualmente, reflexiona con el cliente en salidas a una situación no muy halagüeña. Sin duda es muy gratificante el hecho de que gracias a unas herramientas y un plan de trabajo elaborado y sistemático, el cliente consigue sobreponerse y reposicionarse exitosamente en el mercado de trabajo.

Otra tipología de cliente es aquél que presiente que su situación  profesional es frágil  o pendiente de un hilo y desea saber cuál es su valor profesional real y no imaginario, es decir, basado en expectativas poco realista o palabras de ánimo de amigos, para ser capaz de visionar y encontrar una posición que le satisfaga en el mercado de trabajo. De nuevo el asesor de carreras ofrece una visión realista para el cliente.

Guillem Recasens

Recasens&Ros

El networking mal hecho

 

Hola a todos,

Vamos a hablar un poco del networking, es decir hacer uso de la red de contactos para introducirnos en la dinámica del mercado de trabajo y estudiar posibilidades profesionales interesantes

Si bien es sabido que el mercado de trabajo es como un iceberg, es decir una pequeña parte que es visible y otra más importante que está hundida, las auténticas oportunidades de trabajo aparecen en la parte hundida, porque es posible que las  organizaciones necesiten cubrir una vacante, y todas empiezan dando voces no al mercado sino en pequeños círculos.

A todos nos han preguntado alguna vez un conocido que está temporalmente desempleado: “Si sabes de algo…” o “Tú ya me conoces…” Es la manera más ineficaz de encontrar posibilidades. Así y todo, algunos lo consiguen.

Aunque lo desarrollaremos en otros comentarios, una acción de networking se basa en unos elementos:

a) Segmentar el mercado entre: amigos, conocidos, contactos, antiguos compañeros de trabajo, etc.

b) Identificar dónde están trabajando éstos: dirección, teléfono, email, referencias, etc.

c) Idear un medio de acercarnos a ellos, pensando: “yo me acuerdo de él… ¿y el/la de mí? Si cuesta, pensar el algún proyecto que realizarais juntos o algo que os vincule. También puede ser estudiar en la misma escuela, etc.

d) Elaborar un mensaje que nos dé una imagen de profesional de valía, y no un mendigo de un trabajo, pues hacemos recaer en el contacto la “obligación” de ser activo en esta búsqueda. Y no tendrá por qué hacerlo.

YA SABÉIS QUE PODÉIS PARTICIPAR EN EL BLOG LIBREMENTE, Y OS ANIMO A HACER VUESTRAS APORTACIONES.