Feliz año nuevo… y adiós a los errores viejos

Ante todo, permítanme desearles un feliz año nuevo, en el que se cumplan sus deseos y esté lleno de éxitos de todo tipo.

Sin duda muchos de los lectores se pueden haber encontrado en una situación de desvinculación esperada o súbita de su organización.

Aunque hace un tiempo era una situación anómala (el “ser despedido” suponía un estigma) hoy en día no es tan excepcional.

Prescindiendo de las diversas fases emocionales que se suceden tras el despido, una vez recuperado el ánimo, se hacen tres cosas casi al unísono:

  • Preparar un CV nuevo, actualizado, y presentable. Para ello acudimos a webs de cómo elaborar un CV y nos inspiramos en un modelo. Y lo redactamos. Nos hacemos una foto favorecedora y ya tenemos nuestra primer “utensilio” para ir a la caza de un nuevo empleo.

 

  • Recuperamos el listado de empresas de selección que algún amigo puede tener de un curso o master que haya hecho y nos ponemos a mirar de manera sistemática las ofertas de trabajo que aparecen en las webs de dichas empresas.

 

  • Llamamos a amigos a los que les comentamos nuestra situación. Una cosa es que nuestro amigo nos escuche pacientemente y otra muy distinta que tras nuestro desahogo, se sienta motivado para buscar por nosotros. Nuestra frase es la consabida “si sabes de algo…” o el ·”tú ya me conoces…”

Y pasan los días, hemos enviado CV y cartas de presentación a ofertas que creemos que nos encajan, y no pasa nada. Nadie nos contacta ni nos llama. Y la impaciencia aumenta. Más adelanta vamos a cursos gratuitos que imparte el INEM o el SOC en Catalunya, y también acudimos a instituciones municipales gratuitas en que se da información y charlas.

 

 

Vamos a analizar estas acciones:

  • La redacción de un CV inspirado en una web es una buena opción sólo si sabemos la fuente de la información y si sabemos qué poner en el mismo. Una cosa son las funciones, que hay que ponerlas y demostrar que tenemos nuestra “mochila” equipada y otra muy distinta y que se olvida son los logros profesionales. Dichos logros demostrarán competencias que son las que nos van a permitir de hecho que un tercero nos evalúe.

 

  • Muchas empresas de selección ofrecen en sus webs ofertas de trabajo. Lo primero que hay que hacer es seleccionar aquellas en las que realmente veamos que encajamos y que somos capaces de realizar de manera exitosa. La segunda cosa a hacer es mirar la fecha del anuncio. En caso de duda debemos telefonear y preguntar si la oferta anunciada está todavía en marcha o está cerrada. Esta información sí nos las darán. De paso, preguntar a quién debes remitir el CV.

 

  • La gestión de la red de contactos o Networking, es engañosa, porque todo el mundo cree que es capaz de hacerlo bien. Y de hecho, lo que en realidad hacen es “quemar” contactos, haciendo que a una segunda llamada nuestra generemos cierto desasosiego en nuestro interlocutor y más si es amigo nuestro.

 

  • Ir cursos del INEM muchas veces es necesario para cobrar el subsidio de desempleo, y son cursos sin duda útiles, pero un poco repetitivos. E ir a instituciones municipales es una excelente opción pues aparte de interactuar con personas con una problemática parecida, suele haber en ocasiones personas de valor añadido que nos aportan muy buenas ideas. Pero lo normal es que estas sesiones sean grupales y no puedan tratar nuestro caso muy a fondo ni particularmente. Y mucho menos si en ocasiones las personas que dan estas sesiones tienden a repetir lo oído en sesiones grupales dadas por expertos en las que acceden camufladas como un asistente más.

¿Entonces, por qué no acudir a un consultor de carreras?

Las ventajas que ofrece son las siguientes:

  • Atención individualizada y permanente con la persona que está en busca de proyectos.

 

  • Profesional independiente que hace uso de un procedimiento muy efectivo y probado, con resultados ciertos.

 

  • Evita la dispersión de intereses y es realista en lo que en realidad nos conviene y tenemos oportunidades de que nos contacten.

 

  • Obliga a pensar en competencias y sobretodo en los “logros”, que es la carencia más importante en los CV.

 

  • Confecciona un CV muy profesional con información veraz y atractivo a los ojos de un tercero evaluador.

 

  • Prepara una sesión de networking identificando el segmento de población a que visitar y el mensaje a dar a cada individuo.

 

  • Asegura entrevistas y en muchas ocasiones ayuda a preparar las respuestas. Como se ha trabajado el tema de los logros, las respuestas están frescas.

 

  • Acelera el tiempo de identificar nuevos proyectos y evita el desánimo.

 

  • No es tan caro. El precio se paga por sesiones y es asequible para la mayoría de bolsillos.

 

Guillem Recasens

www.recasens-ros.com

Guillem@recasens-ros.com

T.- 934521614

M.- 659542452